Cargando el Blog....

El complejo de San Zhi.

De entre la niebla pegosteosa se asoma lentamente una extraña estructura que encapsula contradicciones temporales bastante exóticas: parece una casa, habitable, con puertas, ventanas, cuartos, techo. Pero no es una casa, al menos no una a la cual estemos acostumbrados. Resulta inevitable pensar que se asemeja a un platillo volador imaginado por el frenesí extraterrestre cincuentero –pensemos aquí en los marcianos conviviendo placidamente, o en la Robotina que todos quisimos tener. Fácilmente podría tratarse de un capullo heredado por los invasores de la Guerra de los Mundos de Welles, pero esta cápsula ominosa se encuentra lejos de la vanguardia y del futuro. Lo que en realidad es, una ruina.




Pero al menos, en su abandono gestado por el óxido, no se encuentra sola. Esta mal llamada casa-OVNI se encuentra acompañada por sus hermanas en desgracia. En unísono, el extraño racimo de globos se expande, suspirando preguntas y explicaciones destinadas a perderse con el viento de un tifón.
El primer fracaso de San Zhi fue el de su construcción. Al parecer, a finales de los años setenta, el dueño de una fábrica de hules y plásticos diseñó el prototipo de estos edificios, con la intensión de construir un complejo vacacional utilizando los diseños.

Sin embargo, la crisis económica ochentera en Taiwán truncó las posibilidades de darle habitantes a estas innovadoras estructuras. Nueve años después, en 1989 apareció en el panorama una compañía dispuesta a invertir para terminar el proyecto. Expandiendo la idea original, ahora San Zhi incluiría la osadía de convertirse en la primera marina de yates en la costa norte de Taiwán.

Pero a casi un año de reactivar el proyecto, la construcción se clausuró.
comenzaron a surgir rumores en torno a la clausura de San Zhi. Desde la hipótesis que asegura el descubrimiento de esqueletos de conquistadores españoles en el subsuelo, pasando por la teoría de que el terreno fue un campo de ejecución en el pasado, hasta versiones que atribuyen el fracaso del proyecto a la aparición de espíritus de trabajadores muertos durante accidentes en la construcción.

Hoy en día, San Zhi es victima absoluta de la mitificación fantasmal. Incluso es miembro de varios top-ten de sitios abandonados del mundo. Pero el discurso fantasmagórico en torno al destino de San Zhi que se presenta en la red tiene una particularidad: Todas las versiones occidentales de su historia sostienen que existe una maldición en el lugar, que hay fantasmas, cuerpos enterrados, que ahí espantan.

Pero todas las fuentes taiwanesas sobre San Zhi afirman lo contrario con débiles patadas de ahogado que pretenden revelar su verdad. Este lugar no es, pues, sólo depositario del fracaso de un proyecto de construcción, es también el hábitat de un misterio, el misterio de su pasado. ¿Que sucedió aquí?....





Share/Bookmark

1 comentarios:

Anónimo dijo...

si pudiese pagarmelo, me gustaria visitarlo.

Tu opinion sobre este post